Las películas de animación española que debes ver antes de acabar 2023

Estas son tres películas de animación españolas que cierran un año excelente para el cine de dibujos animados.

Publicado el

Miralo ahora en

Best price

  • Filmin
El sueño de la sultana

No son “sólo” dibujos animados, no triunfan únicamente entre criaturas y algunas han conseguido la misión “imposible” de acercar a la crítica y al público en éxitos rotundos. Las películas de animación españolas han vivido un año de lujo, por encima de prejuicios y malentendidos.

Prejuicios, claro, porque aunque sepamos que la versión trágica de ‘My Little Pony’, continuadora espiritual de ‘Happy Tree Friends’ y ‘Apocalypse Now’ de las nubes de Napalm y algodón difícilmente será una película “para niños”, las salas de cine siguen programándola en sesiones matinales.

(‘Unicorn Wars’, la película a la que nos referíamos, fue un auténtico desastre en taquilla justo antes de convertirse en un fenómeno viral en redes, donde tiene más de mil millones de seguidores en TikTok… Pero ¿cómo se monetiza esta fama postmórtem?)

Y “malentendidos”, por no decir “analfabetismo inmovilista” por parte de las instituciones, que meten a la animación, con unos ritmos mucho más lentos, a competir por ayudas en las mismas condiciones que sus análogas de imagen real. En general, se invierte más y peor.

Toca, en todo caso, celebrar lo reñidas que van a estar las nominaciones al Goya a Mejor Película de Animación este febrero, después de años a medio gas.

Ciencia-ficción retro y feminista con ‘El sueño de la sultana’, de Isabel Herguera

El 17 de noviembre se estrenaba en España el debut de Isabel Herguera, redescubrimiento de un texto clásico de la ciencia-ficción india: ‘Sultana’s Dream’, escrito en 1905 por Begum Rokeya Hussein sobre una sociedad que ha encerrado a los hombres en casa, igual que las mujeres lo han estado históricamente.

A través de la voz del alter ego de Herguera, una joven cineasta basca, la película encuentra los ecos de esa obra seminal en las capas de violencia que aún hoy caen sobre las mujeres y en la red de sororidad que ellas tejen para protegerse.

Pero si nos quedamos con la película de Isabel Herguera es porque, igual que ‘Spider-Man: Un nuevo universo’, resulta un auténtico caramelo de menta a la vista de quien está acostumbrado a las modas de la animación actual.

La cineasta donostiarra lleva cuarenta años dedicándose a los cortos de animación (doble condición marginal), con títulos como ‘Bajo la almohada’, ‘Ámár’ o ‘La gallina ciega’, nominado al Goya en 2006.

Su estilo (hojaldrado y vaporoso, sirva el oxímoron) abraza la diferencia visual-cultural de los dibujos realizados en tres talleres por mujeres de la India con henna y acuarela: dibujos que integran los fragmentos del cuento de Rokeya y que no se parecen a ninguna tendencia de la animación actual.

Un collage fantástico que rematan testigos del calibre de Paul B. Preciado, Mary Beard y Maurizio Faraoni, quienes intercambian cartas con la protagonista y que acaban de convertir este autorretrato íntimo en una gran fábula sobre la fantasía como forma de escape de una violencia universal.

La película está producida por Chelo Loureiro (Abano), también responsable de ‘Unicorn Wars’ de Alberto Vázquez y de ‘Valentina’, que ella dirigía, y ambas ganadoras del Goya a Mejor Película de Animación.

‘Robot Dreams’ de Pablo Berger (‘Blancanieves’) nos toca la fibra sensible

El 6 de diciembre se estrena la primera película de animación de Pablo Berger, ganador del Goya por ‘Blancanieves’, también conocido por ‘Abracadabra’, y aquí director y guionista.

Se trata de la adaptación del cómic homónimo de Sara Varon, vitalista, sencillísimo y directo como los colores que llenan sus personajes: un perro con rasgos humanos y el robot que compra para paliar su tremenda soledad, en una versión alternativa del Nueva York de los años ochenta.

En esta ‘Pretty Woman’ sensible y animada, con el tiempo el robot pasará de acompañante a compañero sentimental (se ha vendido como amistad, aunque toda persona adulta reconocerá a sus ex en el tándem protagonista).

Digo “ex”, porque ‘Robot Dreams’ ilustra una fábula atemporal acerca de nuestros desniveles y dependencias emocionales. Cómo nos construimos sobre nuestras parejas y qué vacíos debemos llenar al separarnos de ellas. Robot y perro, tú y yo, y todo el mundo.

Al mismo tiempo, la película abraza su carácter “para todos los públicos” de una forma muy literal: estrenada en Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, abrió El Meu Primer Festival (dirigido a familias) después de ganar el Premio del Público en Sitges, guasón y cinéfilo.

‘Robot Dreams’ cuenta con la dirección de arte de José Luis Ágreda (‘Viking Skool’ de Cartoon Saloon) y con Julián Larrauri, nominado al Goya por ‘Mortadelo y Filemón’, por director de producción y productor delegado. Alfonso de Vilallonga (‘Nieva en Benidorm’), y Fernando Franco (director de ‘La consagración de la primavera’ o ‘Morir’) ponen banda sonora y montaje.

‘Dispararon al pianista’, el éxito atemperado de los directores de ‘Chico y Rita’

Trece años atrás, Javier Mariscal y Fernando Trueba (ganador de un Oscar por ‘Belle Époque’) fueron nominados ambos a la estatuilla de la Academia por ‘Chico y Rita’, que deprisa se convertiría en referente para cualquiera que quisiese dedicarse a la animación para público adulto.

Referente, primero, porque recibió el calor de la crítica y, estrenada una semana antes de la gala de los Oscars, se convirtió rápido en ejemplo del potencial internacionalizable de los productos made in Spain.

Referente también porque, como la mayoría de películas de animación para adultos, tuvo un estreno gélido en salas (de los esperados 150 mil esperados en taquilla, llegaron sólo 53 mil).

Aun así, gracias a la ventana de las televisiones que la producían y a la música de Estrella Morente y Bebo Valdés, esta es quizás de las pocas películas de animación que mi abuela podría nombrar.

Trece años después, Mariscal y Trueba volvían a probar suerte. ‘Dispararon al pianista’ se estrenó en el pasado Festival de San Sebastián antes de llegar a salas el pasado 6 de octubre. Volvían, y volvían a encontrar una (mala) suerte similar.

Sin embargo, la película tiene todos los números de despuntar en la temporada de premios española y ganar notoriedad con el tiempo. Se trata de un emotivo homenaje a Tenório Junior, un pianista cuya prometedora carrera se vio truncada por los injustos azares del destino en uno de los capítulos más oscuros de la historia latinoamericana.

Puede que ‘Dispararon al pianista’ sea un caramelo amargo para quien espere encontrar la sensualidad y colores de la música cubana… Lo cual nos lleva, oportunamente, otra vez al castigo y condición del cine de animación: ¿por qué asociamos color y trazo a un disfrute plano, infantil?